smiley 2979107 640

Cambios de humor, ¿cómo afrontarlos? Aprenda el camino hacia el equilibrio emocional y el bienestar.

Los cambios de humor pueden ser o no un síntoma o un preludio de trastornos mentales más graves. Sin embargo, independientemente de que sean temporales o duraderas, leves o graves, siempre empeoran la calidad de vida en cierta medida. Los llamados cambios de humor no son otra cosa que estados emocionales tormentosos y cambiantes que se producen en nosotros de forma frecuente y brusca, por ejemplo, una afluencia repentina de pena y pensamientos negros, y luego un estallido de entusiasmo y alegría.

Los cambios de humor no pocas veces se manifiestan también en forma de tendencia a caer en estados emocionales negativos: cuando de repente, a menudo incluso sin motivo alguno, en lugar de un bienestar psicológico estable, aparecen la depresión, el abatimiento, el pesimismo e incluso la falta de ganas de vivir…

Desorganizan la vida, perturban la paz mental: cambios de humor agudos

Casi todos experimentamos cambios de humor de vez en cuando. Si se producen de forma esporádica y no perturban en absoluto nuestra vida, esta situación puede considerarse normal e inofensiva. Sin embargo, si los frecuentes cambios de humor tienen alguna consecuencia, por ejemplo, estropean nuestras relaciones con los familiares, causan problemas en el trabajo o nos llevan a descuidar algunos deberes, deberíamos examinarlos más de cerca y empezar a luchar contra ellos.

una mujer triste en un balancín

¿Cómo suelen manifestarse los cambios de humor? El llanto, la tristeza sin motivo, la oscuridad, el abatimiento, que puede transformarse rápidamente en entusiasmo, felicidad, alegría, euforia… O la paz profunda, la calma, que de repente, incluso por un motivo trivial, se transforma en una fuerte agitación, una gran ira, nerviosismo, agresividad…

Lee más: GingeBlack

En general, cualquier cambio brusco de una emoción extrema a otra emoción extrema puede considerarse un trastorno del estado de ánimo. Los estados depresivos, que se observan cada vez con más frecuencia en la sociedad, son también este tipo de trastornos. Se manifiestan por la tendencia a caer en la melancolía, la tristeza y la apatía, así como por el dominio de los pensamientos negativos sobre los positivos y la facilidad para caer en la trampa de sentimientos como: la falta de alegría de vivir, la falta de sentido de la vida, el vacío interior.

Principales síntomas de los trastornos del estado de ánimo

  • Cambio frecuente y rápido de una emoción fuerte a otra, emociones fuertes extremadamente diferentes,
  • aparición repentina (incluso sin una razón clara) y duradera durante algún tiempo estado depresivo, abatimiento, depresión, desánimo,
  • una tendencia a llorar y a deprimirse, cayendo en emociones fuertes inadecuadas a la situación,
  • arrebatos de ira,
  • la ansiedad,
  • trastornos del sueño,
  • la frecuente falta de humor,
  • la falta de sentido de los objetivos,
  • la falta de autoestima,
  • la convicción de que nadie nos entiende,
  • caer frecuentemente en un laberinto de pensamientos pesimistas, e incluso suicidas.

Los intensos cambios de humor van acompañados de inestabilidad emocional y dificultad para controlar y domar estas emociones.

A veces, incluso, estamos totalmente dominados por nuestras emociones, subordinamos nuestros pensamientos y nuestra conducta a ellas, y perdemos nuestra visión racional de la realidad. Por lo general, de alguna manera somos conscientes de nuestros problemas y sabemos que hay algo que no funciona en nuestras emociones. Nuestros cambios de humor nos irritan, perturban nuestro funcionamiento diario, pero al mismo tiempo no podemos hacer nada al respecto. No somos capaces de domesticarlos y resolverlos.

¿Cómo podemos ayudarnos a nosotros mismos? ¿Cómo combatir los trastornos del estado de ánimo y recuperar la armonía interior? Ciertamente, vale la pena empezar por identificar la causa de nuestros problemas.

mujer triste caminando por la playa

Cambios de humor: causas del problema

Lostrastornos del estado de ánimoy la labilidad emocional son muy comunes hoy en día. Pueden estar causados por diversos factores de naturaleza física (por ejemplo, trastornos hormonales, falta de sueño), psicológica (desregulación de la economía de los neurotransmisores) o ambiental (presión ambiental excesiva). La identificación adecuada de la causa del problema es el preludio de su eliminación efectiva. Una vez que nos hemos dado cuenta de los factores que contribuyen a que nuestras emociones y nuestro estado de ánimo no sean equilibrados, sino inestables y cambiantes, podemos empezar a utilizar métodos específicos para neutralizar estos factores.

Las causas más comunes de los cambios de humor y la labilidad emocional

  • trastornos hormonales (por ejemplo, durante el embarazo, después del parto, durante la pubertad, en la menopausia, antes de la menstruación),
  • Alteraciones de los niveles de neurotransmisores en el cerebro (por ejemplo, dopamina, serotonina),
  • consumo de drogas,
  • tomar ciertos medicamentos,
  • abuso de estimulantes (como el alcohol, la cafeína, la nicotina, la efedrina),
  • lesiones en la cabeza,
  • determinadas enfermedades (por ejemplo, demencia, enfermedad de Parkinson, accidente cerebrovascular, esclerosis múltiple, hematoma subdural, aterosclerosis, epilepsia, diabetes, hipotiroidismo y otras enfermedades tiroideas),
  • Trastornos de salud mental, incluidas las enfermedades mentales (por ejemplo, trastorno bipolar, depresión y su forma más leve – distimia, ADHD, neurosis, personalidad límite, esquizofrenia, ciclotimia),
  • experiencias traumáticas, traumas psicológicos,
  • Un estilo de vida poco saludable (mala alimentación, falta de actividad física, poco tiempo al aire libre, pocas horas de sueño, exceso de estimulantes),
  • agotamiento, exceso de obligaciones, demasiada presión del entorno,
  • el estrés crónico.

Cambios de humor: ¿cómo afrontarlos y recuperar el equilibrio emocional?

El primer paso para deshacerse de los cambios de humor es tomar conciencia del problema y encontrar su causa. Si los cambios de humor son consecuencia de una enfermedad, una dolencia hormonal o un trastorno mental más grave, lo mejor es consultar a un médico. Sin embargo, en otros casos, por ejemplo, si los frecuentes cambios de humor están causados por el exceso de estrés, el agotamiento nervioso o un estilo de vida poco saludable, basta con poner en práctica algunos consejos para sentir una mejora significativa del estado mental.

Una mujer alegre camina junto al agua

Los siguientes pasos nos ayudarán a recuperar la armonía interior:

Aprender a autoobservarse, a “ver” sus pensamientos y comportamientos

Una herramienta muy útil para recuperar el equilibrio mental y deshacerse de los persistentes cambios de humor es la autoobservación, es decir, la capacidad de mirarse a sí mismo desde arriba, desde la posición de otra persona, como si fuera un observador anónimo y externo. Esta técnica nos permitirá empezar a notar nuestras emociones, pensamientos y comportamientos, controlarlos y cambiarlos para mejor.

Aprender a captar y suprimir los pensamientos inútiles y las emociones negativas

Las personas propensas a los cambios de humor repentinos y a las emociones extremas no son capaces de cortar de raíz los sentimientos y pensamientos innecesarios. Como consecuencia, la emoción va extendiendo sus alas y su dueño se enreda cada vez más en ella. La razón desaparece del horizonte, la tensión nerviosa aumenta, el llanto, la tristeza, los pensamientos acelerados, la rabia y otros estados negativos pasan a primer plano…

Si aprendemos a reconocer los sentimientos negativos a tiempo (observándonos a nosotros mismos, con el tiempo empezaremos a notar que aquí algún factor nos ha influido negativamente y que estamos empezando a sentir irritación, pena o miedo), nos damos cuenta de ellos y los extinguimos, empezaremos a tener control sobre nuestra esfera de emociones. De este modo, haremos que nuestra vida sea más armoniosa y pacífica.

Céntrate en ti mismo, haz algo por ti

La inestabilidad emocional y los cambios de humor suelen darse en personas que tienen una baja autoestima y se centran más en la vida de los demás que en sí mismas. En este caso, vale la pena cambiar el enfoque 180 grados. Empieza a centrarte en ti mismo y en tu desarrollo personal, empieza a hacer algo en la vida que te haga feliz y te aporte una sensación de plenitud vital. Cuando empecemos a actuar de esta manera, inmediatamente nuestro estado de ánimo mejorará, la autoestima y la confianza en uno mismo aumentarán, las emociones se estabilizarán y la vacilación dará paso al equilibrio interno.

Cuidar el buen estado psicofísico, evitar el exceso de trabajo, la presión y el estrés.

El exceso de trabajo es el enemigo del buen estado mental y del buen humor estable. Si no dormimos lo suficiente, trabajamos en exceso, comemos mal, asumimos demasiadas tareas y responsabilidades, nuestro cuerpo no puede regenerarse bien, está insuficientemente nutrido y cae en un estado de agotamiento creciente. Las consecuencias son un mal funcionamiento del cerebro, un mayor nerviosismo, una mayor susceptibilidad al estrés y una exposición más frecuente e intensa a las emociones negativas.

En la recuperación de un buen estado mental nos ayudará descansar adecuadamente cada día, la higiene del sueño, una dieta saludable, reducir el número de deberes o compartirlos con otros miembros de la casa para que todo no recaiga sólo sobre nuestros hombros. Las técnicas de relajación (por ejemplo, los ejercicios de respiración, la meditación o la atención plena) también pueden ser muy beneficiosas.

También deberíamos echar un vistazo a nuestro trabajo para ver si nos aporta demasiada carga emocional negativa, si no nos estresa demasiado, si no nos somete a una enorme presión, si no nos acaba mentalmente. Si este es el caso, deberíamos pensar en cambiar de trabajo o de empresa, porque el estrés y la presión prolongados pueden ser muy destructivos para nosotros.

Cuida tu estilo de vida saludable

Aparentemente sin relación con los cambios de humor, factores como la nutrición y el ejercicio pueden tener un gran impacto en cómo es nuestro estado emocional. Las vitaminas del grupo B, los minerales como el magnesio, el potasio, el zinc, los aminoácidos (como el triptófano, la tirosina), afectan al sistema nervioso, se encargan del buen funcionamiento de la mente y de un estado de ánimo normalizado.

Por lo tanto, debemos cuidar una dieta equilibrada, libre de comida basura, saludable, en la que se debe dar un lugar especialmente importante a productos como: verduras, frutas, pescado, carne magra, lácteos magros, huevos, productos de cereales, frutos secos, granos.

Para equilibrar las emociones y recuperar el bienestar psicológico, también conviene apostar por la actividad física regular. Como resultado del esfuerzo se producen hormonas felices en nuestro cuerpo, nos sentimos más satisfechos, relajados, alejados de los problemas, estresados. Lo importante, si queremos librarnos de los trastornos del estado de ánimo, es limitar los estimulantes como el café o el alcohol. Son estimulantes y su exceso puede alterar el sistema nervioso.

Buscar los suplementos dietéticos adecuados

Los adaptógenos y los nootrópicos vegetales, como el gotu kola, el Bacopa monnieri, el ashwagandha, el azafrán, algunos aminoácidos (por ejemplo, la L-teanina, el triptófano) y minerales como el magnesio, el zinc, tienen un efecto beneficioso sobre el sistema nervioso. Afectan a los neurotransmisores y, por tanto, regulan nuestro estado de ánimo, combaten los estados depresivos, alivian la tensión, la ansiedad y el miedo, y crean una barrera protectora contra el estrés y promueven la estabilidad emocional. El uso de estos preparados puede ser muy útil en el proceso de recuperar el equilibrio mental y normalizar el estado de ánimo.

La mejor eficacia la demuestran las composiciones multicomponentes de alta calidad, como:

Reductor del estrés y regulador del estado de ánimo en uno
Restilen

Suplemento dietético Restilen para el estrés

Guardián del perfecto funcionamiento del cerebro
Brain Actives

Brain Actives
Fuentes:
  • https://www.healthline.com/health/rapid-mood-swings
  • https://www.medicalnewstoday.com/articles/246608
  • https://www.medicalnewstoday.com/articles/mood-swings
  • https://www.webmd.com/mental-health/mood-disorders
  • https://www.healthline.com/health/mood-swings-in-women

Category: Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: admin