¿Cómo superar el estrés? Cinco pasos para restaurar el equilibrio emocional

Es probable que todos nosotros sintamos los efectos del estrés, a veces sin darnos cuenta de que enfermedades como los problemas de sueño, la fatiga o la irritación constantes, los dolores de cabeza o de la columna vertebral, e incluso los trastornos fisiológicos, tienen precisamente esa base. Y lo que es peor, con el tiempo pueden causar trastornos graves. ¿Cómo superar el estrés? Acciones como el cambio de hábitos alimenticios, técnicas de relajación y ejercicios, el uso de hierbas y suplementos dietéticos pueden ser útiles.

Causas y duración del estrés

Hablamos de estrés cuando se altera el equilibrio entre nuestras capacidades y los requisitos de la situación, entonces estamos tratando con una reacción adaptativa del cuerpo a los estímulos estresantes. Este tipo de reacción es un mecanismo innato, atávico, acompañado de ciertos fenómenos fisiológicos. Hay una aceleración de la acción del corazón y la respiración, aumento de la tensión muscular, aumento de la presión, aceleración del metabolismo, aumento de la fuerza física, reducción de la sensibilidad al dolor. No es difícil imaginar cuán negativos pueden ser los efectos de la tensión duradera y la incapacidad de aliviarla.

La tensión nerviosa acompaña al hombre moderno casi constantemente. Gracias al desarrollo de la civilización vivimos cada vez más cómodamente, pero también pagamos un precio sustancial por el progreso. La prisa constante, la rivalidad y el exceso de deberes, la sensación de estar perdido y solo son cada vez más frecuentes y se están convirtiendo en factores que desencadenan emociones negativas. Además, hay inevitables tragedias y problemas personales – muerte de un ser querido, separación o divorcio, problemas con los niños, enfermedades, problemas en el trabajo.

Todo esto nos hace cada vez menos capaces de hacer frente a la vida cotidiana y cada vez más a menudo llegamos a las soluciones aparentemente más fáciles en forma de fármacos fuertes. Mientras tanto, vale la pena probar otros métodos, menos dañinos para el cuerpo.

Efectos negativos de los estímulos estresantes a largo plazo

Si bien el estrés a corto plazo puede ser movilizador, el estrés a largo plazo contribuye a los efectos negativos sobre la salud. En cualquier caso, no hay que subestimar ni siquiera las primeras señales perturbadoras, que pueden ser, por cierto, muy variadas e individuales: malestar estomacal o palpitaciones cardíacas, insomnio o irritación, falta de apetito o apetito excesivo, deterioro del humor o apatía, dolores de cabeza crónicos o hipertensión. A largo plazo, pueden producirse enfermedades cardíacas y circulatorias, diabetes, obesidad, trastornos digestivos crónicos, osteoporosis, molestos dolores de cabeza y problemas de piel y cabello.

Los niveles de estrés tienen un enorme impacto en el funcionamiento del sistema inmunológico. Se debilita por el aumento de la producción de cortisol, como ocurre en las situaciones de estrés. De ahí el aumento de la incidencia de diversas infecciones e incluso, como confirman algunos estudios, del cáncer. El estrés crónico, asociado con la secreción de cortisol a largo plazo, puede exacerbar o desencadenar síntomas de las llamadas enfermedades autoinmunes, Hashimoto, Basedov, artritis reumatoide, diabetes tipo 1, colitis y otras enfermedades.

¿Cómo se puede superar el estrés sin recurrir a drogas fuertes?

una mujer con un vestido rojo de pie en la costa

Así como los síntomas de aumento de la tensión pueden ser diferentes, también lo pueden ser las formas de lidiar con el estrés. Los psicólogos señalan tres tipos de comportamiento humano en este tipo de situaciones:

  • confrontación con el problema,
  • buscando apoyo,
  • escapar.

Esta última es, desgraciadamente, la peor salida, porque pretender delante de uno mismo y de su entorno que no hay ningún problema, no resuelve nada, sino que sólo causa complicaciones y aumenta las dificultades y la tensión. Como resultado, puede conducir a graves trastornos psicofísicos.

Las situaciones estresantes son inevitables, pero puedes intentar cambiar tu actitud y minimizar los efectos negativos de la adversidad de la vida. El nivel de estrés, y por lo tanto su nocividad, es de naturaleza subjetiva y depende en gran medida de las condiciones mentales individuales. En primer lugar, hay que enfrentarse a un desafío, es decir, responder a la pregunta de por qué una determinada circunstancia es estresante, y luego tomar medidas para minimizar los efectos negativos.

Vale la pena recordar que nadie, y por lo tanto también nosotros, somos perfectos y puede haber situaciones que nos abrumen. Esto es especialmente importante cuando nos preguntamos cómo superar el estrés en el trabajo. El pensamiento positivo y la auto-aceptación, la búsqueda de apoyo, una dieta apropiada y la higiene del sueño, las técnicas de relajación, y finalmente las hierbas y suplementos, nos permitirán soportar mejor las dificultades de la vida.

Compruébalo también: ¿Qué tan rápido se duerme y descansa bien?

Paso uno: Una dieta sana y equilibrada

Un metabolismo adecuado es una condición fundamental para la salud de todo el organismo y el bienestar, y se basa en una dieta adecuada, incluyendo comidas completas y equilibradas, que proporcionen cantidades adecuadas de todos los nutrientes necesarios. Si queremos mantener el equilibrio emocional, también debemos asegurarnos de que el menú incluya productos ricos en los siguientes ingredientes:

  • Magnesio – es de gran importancia para el funcionamiento del sistema nervioso, la calidad de las funciones mentales y las emociones, y bajo el estrés, su nivel disminuye. El magnesio se encuentra en los granos de alforfón y la avena, las espinacas y las legumbres, los plátanos, el chocolate amargo, las semillas, las almendras y los frutos secos.
  • El potasio es el elemento más importante en la lucha contra el estrés, junto con el magnesio. Las principales fuentes de potasio son los tomates, los guisantes, las lentejas, las judías blancas, la soja, los frutos secos, la remolacha, el perejil verde, las espinacas, los productos lácteos y el pescado.
  • Zinc – También afecta al funcionamiento del sistema nervioso y del cerebro, refuerza la inmunidad. La mayoría del zinc contiene ostras, pero también hígado, yema de huevo, germinados, semillas, frutos secos, aceite de linaza.
  • Calcio – es necesario no sólo para el desarrollo adecuado de los huesos, sino también para el buen funcionamiento del sistema nervioso y la eficiencia mental, y para mantener la energía. Lo encontramos en la leche y los productos lácteos, la yema de huevo, las almendras y las avellanas, las legumbres y los cereales, la col rizada, el brócoli, las espinacas, las sardinas y los espadines en aceite.
  • Ácidos grasos insaturados Omega 3 – esenciales para mantener el equilibrio mental, presentes principalmente en los pescados y mariscos marinos y en los aceites vegetales y nueces.
  • Las vitaminas B – juegan un papel importante en el contexto de todo el organismo, también son extremadamente importantes para el sistema nervioso y las funciones mentales. Son ricos en nueces y semillas, frijoles, huevos, leche y conservas, hígado, levadura, espinacas y pescado.
  • Triptófano – un aminoácido involucrado en la producción de serotonina, llamada la hormona de la felicidad y la melatonina, responsable del buen sueño. Se encuentra en la leche y los productos lácteos, la carne magra, el pescado, las legumbres, el cacao, los plátanos.

Descubra más sobre las propiedades del triptófano

Paso dos: Una buena noche de sueño, una noche de silencio de emociones

Uno de los síntomas de la tensión nerviosa excesiva son los problemas de sueño. Esto se aplica tanto a la hora de dormir como a la calidad del descanso nocturno. El nerviosismo, la ansiedad, la incapacidad de calmar y tranquilizar la multitud de pensamientos nos hace incapaces de dormirnos, y cuando lo hacemos, nos despertamos sin motivo en medio de la noche y revivimos toda la gehena de nuevo. Para evitarlo, debemos asegurarnos primero de que dormimos bien.

  • Cambiando la organización de la noche, al menos media hora antes de ir a la cama, dejamos el ordenador, el smartphone o el televisor. Un paseo corto, un baño caliente y un libro alegre será mejor.
  • La música como relajación – mucha gente usa sonidos grabados de la naturaleza, como el sonido de la lluvia, el canto de los pájaros, el canto de los grillos, para calmarse antes de dormir. La música suave y tranquila puede ser igualmente efectiva.
  • Higiene adecuada del sueño: el dormitorio debe estar bien ventilado, y si las circunstancias lo permiten, es mejor dormir con la ventana abierta. La habitación debe ser oscurecida tanto como sea posible y cortada de cualquier estímulo externo.

Tercer paso: Técnicas de manejo de estrés relajante

En primer lugar, no debemos permitir que se acumule el estrés. Como tanto el nivel de tensión que se siente como las posibilidades de descargarla son muy individuales, debemos elegir los caminos que nos convienen. Algunos se relajan con un buen libro, otros con música, otros con un juego de ordenador. Hay personas que se sienten aliviadas al confesar a sus familiares. Aquellos que no son capaces de abrirse de esta manera pueden probar el viejo, probado y recomendado método de los psicólogos, es decir, escribir sus problemas en un papel. De esta manera bajamos la tensión, además, los problemas registrados parecen ser más fáciles de resolver.

La actividad física sistemática da buenos resultados porque ayuda a aliviar las emociones y a mejorar el estado de ánimo, y al reducir la tensión muscular y proporcionar una porción adicional de oxígeno, tiene un efecto positivo en todo el cuerpo. El ejercicio, el trote, las visitas a la piscina o al gimnasio, los paseos dinámicos, los paseos en bicicleta u otras formas de actividad tendrán un efecto extremadamente beneficioso para nuestro sistema nervioso, nuestra psique y nuestro bienestar.

Lo que vale la pena agregar, como resultado de un esfuerzo físico más largo (que dura por lo menos 20-30 minutos), se producen grandes cantidades de endorfinas en nuestro cuerpo. Estas son las hormonas responsables del gran humor, el sentido de la felicidad, la alegría, la holgura interior y la autosatisfacción. Por eso para algunas personas el entrenamiento regular se convierte en la cura básica para una condición mental deteriorada, estrés, tensión nerviosa, estados depresivos o problemas emocionales.

La meditación o los ejercicios de respiración relajante también pueden ayudar a recuperar el equilibrio mental. Aquí hay un ejemplo de un simple ejercicio de relajación:

Acuéstese o siéntese cómodamente, poniendo las manos detrás de la cabeza. Nos quitamos los codos, enderezamos las piernas con las puntas de los dedos, tensando sus músculos. Tome aire, luego apriete el estómago y contenga la respiración por unos segundos. Lentamente libera el aire mientras relaja todos los músculos y se siente relajado. Ahora, nos estiramos hasta el límite, repitiéndonos a nosotros mismos: estoy tranquilo, relajado, lleno de energía para actuar.

Cuarto paso: Hierbas para el estrés, la relajación y el alivio de los nervios

Se sabe, no a partir de hoy, que algunas plantas tienen un efecto saludable en una serie de funciones de la vida. Entre ellos están los que apoyan el metabolismo, otras funciones del corazón, otros tratan cambios en la piel, reumatismo, órganos internos. Por último, hay hierbas que tienen un efecto calmante, calman la irritación y la ansiedad y facilitan el sueño. Entre otras cosas, la valeriana, el lúpulo, la angélica, la hierba de San Juan, la melisa, el maracuyá, el rosario de montaña, el espino, el ginkgo biloba, la ortiga, la manzanilla y la lavanda.

Las infusiones de hierbas de acción suave (algunas de ellas pueden utilizarse como aditivo para el baño) no suponen una carga para el cuerpo como los fármacos fuertes, y sin duda ayudarán en la lucha contra el estrés. También se pueden combinar haciendo mezclas efectivas de ingredientes naturales, no estresantes y no dependientes.

Lee también: Las mejores hierbas para el estrés

Paso cinco: Suplementos para el estrés

Un papel importante en el restablecimiento del equilibrio del cuerpo en una situación de estrés lo desempeñan las plantas que se clasifican como los llamados adaptógenos. Por lo tanto, si nos decidimos por un suplemento, vale la pena en primer lugar llegar a los detalles basados en los adaptógenos de las plantas. ¿Qué son los adaptógenos? Son plantas que restauran el equilibrio y la estabilidad de funcionamiento de todos los órganos y sistemas importantes, lo que tiene un impacto integral en la salud de todo el sistema. Los adaptógenos fortalecen el sistema inmunológico y aumentan la capacidad del cuerpo para adaptarse a las condiciones, de modo que puede hacer frente mejor a los síntomas del estrés.

Hay todo un grupo de plantas equipadas con tan valiosas propiedades, lideradas por el famoso ginseng y el lento saludo, o Ashwagandha. Estos incluyen el tocino de hojas finas, Gotu kola, limón chino, raíz Maca, té verde y rosario de montaña. Estas y otras sustancias valiosas (incluyendo el magnesio y las vitaminas B) forman parte del recientemente muy popular suplemento dietético en cápsulas llamado Brain Actives. Es un preparado multicomponente de alta calidad, que de varias maneras mejora nuestra condición mental, entre otras, aumenta nuestra resistencia al estrés, alivia la tensión nerviosa, mejora nuestro estado de ánimo, regula el humor, activa las funciones cerebrales, aumenta el rendimiento mental.

Aprenda más sobre los extraordinarios adaptadores de plantas

Un comentario valioso para concluir…

La forma en que manejamos el estrés está influenciada por muchos factores, tanto los que afectan a nuestra psique como los que afectan a nuestro cuerpo. Sólo una acción integral puede proporcionarnos la victoria en la lucha contra la que quizás sea la peor aflicción de la vida moderna: un estado permanente y, por tanto, extremadamente peligroso de tensión nerviosa. Requiere de nosotros una cierta disciplina y un cambio de ciertos hábitos de vida, pero a largo plazo ciertamente vale la pena.

También lo recomendamos:

  • Dieta para el cerebro
  • Melatonina para dormir

Category: Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: admin