Neurotransmisores – importantes compuestos químicos que influyen en el trabajo de la mente. ¡Mira los 10 más importantes!

Son una parte esencial del sistema nervioso, son responsables del estado de ánimo, la aptitud mental, el grado de excitación y el sueño adecuado – estos son los neurotransmisores que, debido a sus funciones, pueden ser considerados como controladores específicos de nuestra salud mental. Las deficiencias de los neurotransmisores individuales en el cuerpo pueden dar lugar a diversos trastornos, por ejemplo, estados depresivos o problemas de concentración y memoria, y a veces pueden contribuir al desarrollo de enfermedades neurodegenerativas. ¿Qué vale la pena saber sobre los neurotransmisores y cómo regular sus niveles con ciertas sustancias vegetales para disfrutar del bienestar intelectual y emocional?

¿Qué son los neurotransmisores y cuál es su significado biológico?

Los neurotransmisores (neuromediadores, neurotransmisores) son sustancias que participan en los procesos bioquímicos que tienen lugar en nuestro cerebro. Median el flujo de señales entre las neuronas, proporcionando así al sistema nervioso un trabajo estable y efectivo. También permiten la comunicación entre las células nerviosas y los músculos o las glándulas. El mecanismo de acción de los neurotransmisores puede describirse brevemente como sigue: Hay una enorme red de neuronas localizadas cerca unas de otras en nuestro cerebro. Entre ellas hay sinapsis, que son vías de pulso específicas entre una neurona y otra. Los neurotransmisores se producen en las puntas de las neuronas, se secretan en la ranura sináptica y luego son recibidos por las neuronas adyacentes utilizando los receptores apropiados para el neurotransmisor.

Una amplia gama de neurotransmisores incluye ciertos aminoácidos, aminas, péptidos, así como hormonas y gases (por ejemplo, el óxido nítrico). La liberación de un determinado neurotransmisor va seguida de un conjunto de reacciones específicas del cuerpo, por ejemplo, cuando se libera uno de los neurotransmisores más importantes, es decir, la adrenalina, aumenta la temperatura corporal, el pulso se acelera, la energía aumenta, mientras que cuando se libera la serotonina, el estado de ánimo mejora y la tensión nerviosa desaparece.

El tema del equilibrio entre los neurotransmisores es muy importante. Cuando hay una producción excesiva o insuficiente de un determinado neurotransmisor, se produce una alteración en el funcionamiento del cuerpo, principalmente del cerebro. Estos trastornos pueden manifestarse de diversas maneras, por ejemplo, estados depresivos, desánimo y apatía, problemas de sueño, deterioro de la concentración y la memoria, apetito excesivo y alimentación compulsiva, hiperactividad y muchos otros síntomas.

Hay dos tipos de neurotransmisores: los estimulantes y los inhibidores. El primero estimula el cerebro y activa nuestro cuerpo, el segundo tiene funciones calmantes y tranquilizantes. El equilibrio entre ambos es muy importante para mantener una buena condición psicofísica.

neurona, célula nerviosa

Los más importantes neurotransmisores – sus funciones y los efectos de la deficiencia y el exceso

Cuando sentimos una marea de tristeza, ansiedad o alegría, cuando notamos una disminución en el rendimiento intelectual, cuando estamos obsesionados, cuando no podemos ganar con el nerviosismo – todos estos son signos de anormalidades en la secreción de los neurotransmisores. En cierta medida, podemos influir en la normalización de sus niveles, por ejemplo utilizando aminoácidos apropiados o nootropos naturales. Veamos qué neurotransmisores son particularmente importantes para nuestro estado de ánimo y el trabajo de la mente y cómo podemos regular sus niveles.

Noradrenalina (norepinefrina)

La norepinefrina es un neurotransmisor estimulante secretado por las glándulas suprarrenales y al mismo tiempo una hormona perteneciente al grupo de las catecolaminas. Es uno de los transmisores más importantes del sistema nervioso simpático, y su principal tarea es movilizar el cuerpo a la acción, poniéndolo en un estado de preparación para escapar y luchar, y aumentando la alerta y la concentración.

Las mayores cantidades de norepinefrina se segregan durante los momentos de estrés intenso y sensación de peligro, y las menores durante el sueño y el descanso. A veces se utiliza la norepinefrina como medicamento (por ejemplo, en caso de presión arterial muy baja, en el asma, la depresión).

La liberación de grandes cantidades de norepinefrina provoca reacciones como:

  • aumento de la presión sanguínea,
  • Ritmo cardíaco,
  • Dilatación de la pupila,
  • …una quema de grasa más rápida,
  • ralentizar el sistema digestivo,
  • Náuseas, vómitos,
  • dolores de cabeza,
  • agitación excesiva, irritación, ansiedad.

Y en la escasez de norepinefrina nos enfrentamos a la caída de la presión, la falta de energía, los problemas de concentración, la falta de voluntad para actuar.

En el caso del exceso de norepinefrina, una buena patente es la de reducir o eliminar la cafeína y otras sustancias estimulantes. Sin embargo, en el caso de una deficiencia de norepinefrina, vale la pena comenzar a buscar alimentos ricos en el aminoácido que es su precursor, la tirosina. Estos productos incluyen plátanos, aguacates, huevos, leche, carne, nueces y vainas.

Al igual que la norepinefrina, otra hormona y neurotransmisor, la adrenalina, tiene el mismo efecto. También se produce en las glándulas suprarrenales y es también responsable de la movilización, estimulación y preparación para el combate y la fuga. También produce reacciones corporales similares a la norepinefrina, pero su acción es más fuerte, más violenta y al mismo tiempo más a corto plazo.

γ-aminobutírico (ácido gamma-aminobutírico, GABA)

Es uno de los principales neurotransmisores inhibidores, cuyo papel es prevenir la excesiva estimulación del sistema nervioso central. El ácido γ-aminobutírico, GABA para abreviar, pertenece al grupo de los aminoácidos y se produce por la transformación de otro aminoácido llamado ácido glutámico.

El GABA neutraliza demasiada actividad de las células nerviosas y reduce el flujo de información entre las neuronas en los momentos en que es demasiado alto, promoviendo así el equilibrio dentro del sistema nervioso.

La actividad de este neurotransmisor se traduce en, entre otras cosas:

  • reduciendo la tensión nerviosa,
  • Reduce la ansiedad y el ansia,
  • …relájese y cálmese,
  • para mejorar la capacidad de recordar,
  • mejorando la concentración y la capacidad de absorber el conocimiento,
  • reducir los problemas de sueño y mejorar la calidad del mismo.

En el estado de deficiencia GABA podemos encontrar síntomas como: tensión muscular excesiva, dolores de cabeza y cuello, nerviosismo constante, explosividad, problemas para entrar en el estado de relajación, insomnio, problemas de concentración, cambios de humor, inestabilidad emocional.

Para aumentar la presencia de γ-ácido aminobutírico en el cuerpo, vale la pena introducir productos ricos en GABA y ácido glutámico (que se convierte en GABA en el cuerpo) como: pescado, aves de corral, cerdo, carne de vacuno, leche, brócoli, espinacas, lentejas, plátanos, semillas, frutos secos. También podemos utilizar suplementos dietéticos que contengan GABA o ácido glutámico o glutamina, que también es un precursor del GABA.

Lea también: Dieta para el cerebro

Acetilcolina

¿Un intelecto productivo y que funcione bien o una niebla mental, problemas de asimilación de información y formación de pensamientos? La acetilcolina, que es uno de los neurotransmisores más sensibles de la estimulación, y que tiene una fuerte influencia en nuestra memoria, percepción y concentración, puede marcar la diferencia.

La acetilcolina es un éster formado por la reacción de la colina y el resto del ácido acético. Se produce en las neuronas colinérgicas y funciona tanto en el sistema nervioso periférico como en el central.

Entre las propiedades más importantes de la acetilcolina se pueden mencionar:

  • efecto positivo en la memoria y la concentración,
  • Efecto positivo en la capacidad de aprendizaje y asociación,
  • para mejorar la creatividad y la eficacia mental,
  • fortaleciendo la capacidad de comunicarse con otras personas,
  • la estimulación de los músculos esqueléticos,
  • transmitiendo señales de las neuronas a los músculos,
  • participando en el proceso de regeneración,
  • para controlar el ciclo de sueño y espera.

Con un déficit de acetilcolina, el cuerpo puede dar señales como: problemas de memoria y concentración, olvido, problemas de sueño, dificultades con el pensamiento rápido y eficiente, problemas de conteo, fatiga, distracción, la desaparición del pensamiento creativo.

Para aumentar el nivel de acetilcolina vale la pena utilizar uno de los suplementos dietéticos con sustancias pro-cognitivas (notrópicas) como la bacopa de hojas finas, la cola gotha, el ginseng, el Ginkgo biloba o el limón chino. Las sustancias estimulan la producción de acetilamina, influyendo así positivamente en el estado de nuestra mente.

También podemos activar la producción de acetilcolina introduciendo productos que contengan su precursor, es decir, la colina, así como alimentos ricos en vitamina B3, B5, B7, B12, ácido fólico, ácidos grasos omega 3, que participan en su síntesis. Estos son: copos de avena, nueces, granos, brotes, huevos, carne y pescado, aceites vegetales, legumbres, espinacas.

Dopamina

La dopamina es un importante neurotransmisor estimulante, del que deben tomar nota especialmente quienes luchan contra frecuentes bajones de ánimo, insatisfacción, sentimientos de ansiedad y tensión, desánimo o falta de motivación. La falta de dopamina es la razón de este tipo de condición. Además, una deficiencia de este neurotransmisor puede dar lugar a un deterioro del rendimiento intelectual, lo que es particularmente importante para la multitud de personas cuya labor profesional es inseparable del esfuerzo mental.

La dopamina es secretada por las suprarrenales y las neuronas dopaminérgicas. Pertenece al grupo de las aminas biógenas, es decir, las catecolaminas, a las que también pertenecen la adrenalina y la noradrenalina. Como ellos, la dopamina es un neurotransmisor estimulante. Trabaja tanto en el sistema nervioso central como en el periférico, donde realiza numerosas tareas, desde el control del estado de ánimo hasta el control de los músculos.

Funciones principales de la dopamina:

  • Aumenta la motivación, la energía y la voluntad de actuar,
  • Aumenta la sensación de satisfacción y confianza en sí mismo,
  • Tiene un efecto positivo en la capacidad de comunicarse con los demás,
  • regula las emociones,
  • mejora el estado de ánimo,
  • Mejora las funciones cognitivas, los procesos mentales, la memoria y la capacidad de aprendizaje,
  • regula la producción de ciertas hormonas,
  • afecta el sentimiento de felicidad, el placer,
  • asegura una coordinación motora adecuada,
  • para proteger el buen trabajo muscular,
  • ayuda a controlar el ciclo de sueño y de espera,
  • normaliza el ritmo y la presión del corazón.

La deficiencia de dopamina se manifiesta entre otras cosas:

  • …la reducción del estado de ánimo,
  • estados depresivos,
  • apatía,
  • una sensación de falta de sentido,
  • falta de motivación y energía para actuar,
  • una sensación de infelicidad,
  • miedo,
  • tensión nerviosa,
  • la falta de satisfacción y placer de las cosas que solían hacernos felices,
  • Mayor vulnerabilidad al estrés,
  • trastornos de concentración,
  • una reducción de la productividad mental,
  • una sensación de niebla mental,
  • fatiga crónica.

La deficiencia grave y crónica de dopamina (causada por el daño a las células responsables de la producción de dopamina) puede aumentar el riesgo de padecer la enfermedad de Parkinson.

El exceso de dopamina es menos frecuente que la deficiencia y sus síntomas lo son:

  • una comprensión perturbada de la realidad,
  • problemas con el pensamiento racional,
  • llamada la persecución del pensamiento,
  • un desorden de la conciencia, delirios,
  • agitación excesiva.

Para aumentar los niveles de dopamina, vale la pena modificar el estilo de vida para evitar el alcohol y otras drogas, introducir una actividad física regular, cambiar a una dieta saludable y evitar el estrés. También podemos consumir suplementos dietéticos que contengan sustancias nootropicas y adaptógenas (como ashwagandha, gotu kola, kudzu), magnesio, vitamina D, aminoácidos (triptófano y tirosina).

Serotonina

Se dice comúnmente que la serotonina es una hormona de la felicidad. De hecho, esta hormona, y al mismo tiempo uno de los más importantes neurotransmisores de nuestro cuerpo, es responsable del bienestar, el equilibrio interno y la liberación de emociones positivas, incluyendo la satisfacción y la felicidad, pero estas no son sus únicas funciones.

La serotonina es una amina biogénica, producida en los sistemas nervioso y digestivo. Se forma como resultado de la transformación de un aminoácido exógeno llamado triptófano. El triptófano se convierte primero en 5-hidroxitriptófano (5-HTP) y luego en 5-hidroxitriptamina (5-HT), o serotonina.

Las principales funciones de la serotonina son

  • control del estado de ánimo,
  • para aumentar el sentido de la felicidad, la alegría,
  • la normalización del ciclo de sueño y espera (junto con la melatonina),
  • haciendo más fácil el quedarse dormido,
  • para apoyar las funciones cognitivas,
  • para mejorar la motilidad gastrointestinal,
  • para regular el apetito,
  • estabilizando la coagulación de la sangre,
  • la normalización de la presión,
  • controlando los procesos emocionales,
  • reduciendo la tensión nerviosa, la ansiedad y la depresión.

La deficiencia de serotonina se manifiesta en síntomas tales como: disminución del estado de ánimo, irritabilidad, tensión nerviosa, falta de armonía interior, susceptibilidad al estrés, apatía, fatiga frecuente, problemas de sueño, ansiedad, deterioro de la concentración, problemas de control de las emociones.

Hay varias formas probadas de aumentar los niveles de serotonina en el cuerpo. En primer lugar, vale la pena prestar atención a los adaptógenos de las plantas, que estimulan la síntesis de este neurotransmisor, como la bacopa de hoja pequeña (Bacopa monnieri), ashwagandha, el rosario de montaña, el gotu kola. Además, en la dieta diaria vale la pena aumentar la proporción de productos que contienen triptófano, que es un precursor de la serotonina – pescado y carne magra, plátanos, queso, huevos, salvado de avena, legumbres, semillas de calabaza.

Lea una reseña de Brain Actives – un suplemento dietético, en el que encontrará 3 importantes sustancias para regular el nivel de los neurotransmisores adaptógenos y otras sustancias que mejoran la función cerebral. Haz clic y ve a la reseña.
Suplemento nootrópico Brain Actives

Fuentes:

  • https://www.webmd.com/depression/features/serotonin#1
  • https://www.medicalnewstoday.com/articles/326649
  • https://www.medicalnewstoday.com/articles/326090
  • https://www.healthline.com/health/excitatory-neurotransmitters#excitatory-neurotransmitters
  • https://www.healthline.com/nutrition/acetylcholine-supplement#increasing-levels

Category: Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: admin