Remedios caseros para combatir el resfriado – ¡nos curamos con la ayuda de la naturaleza!

Probablemente no hay nadie que no hubiera experimentado al menos una vez una infección de las vías respiratorias superiores manifestada por el resfriado, la tos, el dolor de garganta o el dolor de cabeza, con una temperatura ligeramente elevada. En la gran mayoría de los casos nosotros mismos podemos hacer frente a un resfriado utilizando métodos caseros conocidos desde hace mucho tiempo.

Métodos caseros populares para eliminar el resfriado – indicaciones generales

Sobre todo, debemos ser capaces de distinguir si tenemos que ver con una infección inofensiva y una gripe que requiere una consulta médica. A diferencia de la gripe, un simple resfriado se manifiesta lentamente y no tiene un curso repentino. No se acompaña de fiebre alta o dolor en los músculos y las articulaciones, pero casi siempre hay catarro. También suele estar asociado con cambios del tiempo y con helarse demasiado.

El principio básico en el caso de un resfriado es mantener el cuerpo caliente, tomar muchos líquidos, seguir una dieta adecuada y equilibrada (con más limón, miel, ajo, verduras frescas y frutas) y aliviar síntomas como el catarro y la tos.

Se puede aplicar el método casero en forma de un buen caldo esencial, té caliente con jengibre, jarabe de cebolla y, finalmente, un baño muy caliente, por encima de la temperatura corporal. Y añadimos un aceite aromático como el aceite de eucalipto a un baño caliente, también podemos destapar la nariz tapada. Por último, podemos utilizar una pomada calentadora 2-3 veces al día. Una pomada de este tipo contiene sustancias como mentol, alcanfor, tomillo, eucalipto. El zumo de frambuesa también se utiliza a menudo como un remedio contra el resfriado porque calienta perfectamente.

Formas de aliviar determinados síntomas del resfriado

La inhalación es un método eficaz para combatir muchos síntomas del resfriado. Causa dilatación de los vasos sanguíneos, aumentando así el flujo sanguíneo a las membranas mucosas afectadas por la inflamación. Para la inhalación se puede utilizar uno de los aceites esenciales – eucalipto, tomillo, pino, menta, trementina, o hierbas como manzanilla, lavanda, jara, romero, salvia. El uso de mezcla de aceites esenciales para los resfriados también da buenos resultados. La inhalación de una infusión o de una solución con aceites de menta, lavanda o canela durante unos minutos desinfecta las vías respiratorias, aclara la nariz, diluye la secreción y alivia los síntomas de la tos y el catarro.

Cuando se trata de la tos, vale la pena probar los jarabes caseros. Para la tos húmeda, un jarabe de ajo, por ejemplo, será eficaz. Se prepara de tal manera que se trituran unos dientes y se vierte el zumo de limón con una pequeña cantidad de agua sobre ellos. Excelente, aunque no muy agradable de oler, es el jarabe de cebolla, que tiene un efecto antiséptico, expectorante y antiinflamatorio. Se corta la cebolla en rodajas, se espolvorea con azúcar y se espera a que suelte el jugo. Por otro lado, si nos preocupa una tos seca y cansada, la cerezo negro americano y el hisopo con la adición de miel pueden ayudar.

Para el dolor y el rascado de garganta, los mejores son los enjuagues a base de plantas que contienen moco natural (tusilago, malvavisco, malva). Los enjuagues también pueden hacerse con salvia o romero, que tienen propiedades antiinflamatorias y desinfectantes, o con una solución de permanganato de potasio. Beber leche tibia con miel o jugo de remolacha también es una forma antigua de aliviar el dolor de garganta.

Productos naturales útiles en el tratamiento del resfriado

El ajo sin duda debe ocupar un puesto muy alto en cuanto a la lucha contra la infección. Es absolutamente insustituible para combatir un resfriado. Llamado antibiótico natural, por las sustancias que contiene (alicina y tiosulfinato), tiene fuertes propiedades bactericidas, antivirales y antiinflamatorias. Alivia los síntomas de un resfriado, permite recuperarse más rápidamente y también funciona como un producto que fortalece la inmunidad del cuerpo.

Además del jarabe mencionado anteriormente, el ajo finamente picado o prensado se puede añadir a la leche con miel y mantequilla, ponerlo en un bocadillo o añadirlo a la salsa. Para que la terapia sea efectiva, deberías consumir de 2 a 3 dientes de ajo al día. Los dientes deben ser aplastados para sacar sus beneficios para la salud. Por supuesto se trata del ajo crudo porque el tratamiento térmico destruye las valiosas sustancias que contiene.

La miel, rica en vitaminas y antioxidantes, que tiene un efecto bactericida, es también un valioso aliado. Por eso la leche o el té con miel se ha servido a los enfermos durante mucho tiempo, y la leche con miel y mantequilla se considera incluso un remedio natural para la bronquitis. El rábano, una valiosa fuente de vitaminas A, B y C, aceites volátiles y sustancias antibacterianas, así como el jengibre con propiedades calentadoras y antibacterianas, son igualmente importantes en el tratamiento de los resfriados.

Vitamina C contra el resfriado

En el tratamiento de las infecciones es imposible sobreestimar la importancia de la vitamina C, también vale la pena saber que además de los cítricos la contienen otros productos – grosella negra, col, brócoli, tomates, espinacas, col rizada, pimmiento, papaya, kiwi, rosa silvestre. La vitamina C acorta la duración de un resfriado, mejora la inmunidad, fortalece los vasos sanguíneos y tiene otras propiedades medicinales. Por eso es tan importante enriquecer la dieta con verduras y frutas ricas en ácido ascórbico. Por otro lado, el limón, que es ampliamente utilizado para combatir el resfriado, no debe añadirse al té caliente, a pesar del método comúnmente aceptado, porque de esta manera pierde sus propiedades.

Hiebras contra el resfriado

Las hierbas también son ampliamente utilizados para eliminar el resfriado. Muchos de ellos, como el saúco negro, tienen un efecto antipirético, otros calman la tos – tomillo, verbascum, althaea y algunos son perfectos para las inhalaciones – manzanilla, mejorana, pino, anís, salvia. Vale la pena prestar especial atención a la jara. Esta hierba recientemente popular tiene muchas propiedades curativas, gracias a los numerosos polifenoles que aumentan la inmunidad del cuerpo, pero también es efectiva en la lucha contra una infección que ya ha surgido. En caso de resfriado, se puede utilizar para inhalación o para preparar té con ella.

Más vale prevenir que curar……

Para no resfriarse, por un lado, hay que cuidar el sistema inmunológico, y por otro lado, hay que seguir ciertas reglas en la vida cotidiana. La inmunidad se respalda por una dieta adecuada, rica en frutas y verduras, productos integrales, legumbres, miel, nueces, semillas y tantos productos naturales sin procesar como sea posible. La actividad física regular, el buen sueño y el descanso también ayudan a fortalecer el cuerpo. Nos vestimos según el tiempo, pero también recordemos de la ventilación frecuente del apartamento, también en invierno, y finalmente, evitemos los lugares donde podamos estar en contacto con los virus.

Lee también:

Category: Salud

6 comments

  1. Son métodos muy eficaces 🙂 especialmente sirope de cebolla para la tos es genial. Para mí es mucho más efectivo que estos jarabes de farmacia. Debe tener propiedades súper buenas porque ya en el primer día de toma la tos disminuyó, y en 3 días ya la eliminé en absoluto.

  2. Darío2277 También siempre preparo jarabe de cebolla para la tos. En mi caso no hay un método mejor y más barato. Mis hijos no lo soportan po del olor, bueno, yo no los obligo a tomarlo, pero mi marido y yo siempre lo utilizamos para curarnos 🙂

  3. Estoy buscando urgentemente algunos métodos caseros efectivos para el resfriado. No quiero tomar tabletas porque tengo el estómago dañado. ¿Qué remedios caseros son los más efectivos y los más rápidos? Es que tengo tos, catarro y fiebre leve y generalmente me siento mal. Estoy buscando algo que me ponga de pie en 1 día…..

  4. Patippp, no creo que se pueda eliminar el catarro y la tos en un día….. Probablemente tendrás que aguantarlos por unos días, pero lo que puedo recomendarte es tomar una taza de leche con miel, mantequilla y ajo para desinfectar, jugo de remolacha fresco para fortalecer, y una taza de té de tilo por la noche para sudar – debería ayudarte bastante y ponerte de pie 😉 ¿A lo mejor deberías inhalarte algunos aceites para aliviar los síntomas de catarro y tos?

  5. Yo te sugeriría tomar jugo de frambuesa. Solamente uno real, que no hay que confundir con los jarabes, en los que el azúcar y los aromas artificiales constituyen la mayoría de su composición. El zumo de frambuesa tiene un efecto apreciable y elimina la fiebre, tiene propiedades antiinflamatorias, combate bacterias y virus. Incluso se dice que la frambuesa es una aspirina natural.

  6. Siempre me salva la miel, té con limón y jengibre, ajo, acerola o jugo de rosa….. pero a veces, si me molesta la sinusitis, tengo un terrible dolor de cabeza y, por desgracia, no puedo prescindir de analgésicos. Afortunadamente, estos son casos muy raros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: admin