vegetables 1730005 1280

Vitaminas para el cabello, ¡fortalezca su cabello y mejore integralmente su estado con los siguientes nutrientes!

Última actualización: 26.05.2021

Hay una gran variedad de nutrientes (incluyendo vitaminas y minerales) que tienen un gran impacto en la fuerza y la calidad del cabello. Basar una dieta en productos basura, altamente procesados y pobres en estos componentes, suele ser el principal factor responsable del deterioro de nuestro cabello, de las canas prematuras o de la caída excesiva del mismo.

Por lo tanto, la base de todo tratamiento de fortalecimiento y revitalización del cabello debe ser la introducción de una dieta saludable, rica en elementos necesarios para su correcto crecimiento. A continuación, te presentamos algunas vitaminas para el cabello y otros ingredientes que, si se complementan con regularidad, pueden mejorar significativamente el estado de tu cabello.

¿Por qué se debilita el cabello?

Hay muchos factores que afectan al estado del cabello. El debilitamiento y la pérdida de cabello pueden ser el resultado de enfermedades sistémicas, enfermedades de la piel, agotamiento del cuerpo, por ejemplo, como resultado del embarazo y el parto, y la toma de ciertos medicamentos.

Lee más: GingeBlack

Tampoco hay duda de que los diversos tratamientos de belleza en forma de tintes, permanentes, el uso frecuente de rizadores, planchas y secadores e incluso el cepillado demasiado fuerte tienen un efecto negativo en el estado del cabello.

Sin embargo, probablemente la causa más común de la debilidad y la pérdida de cabello es una dieta inadecuada, especialmente la falta de vitaminas y minerales, que son esenciales para mantener un peinado hermoso y saludable.

Vitaminas para el cabello: ¿qué forma deben tomar? ¿Dieta? ¿O tal vez suplementos?

Si queremos nutrir y regenerar nuestro cabello y protegerlo de la caída, primero debemos cuidar su vitaminización y mineralización integral.

Esto puede hacerse de dos maneras: aportando las cantidades adecuadas de vitaminas y minerales en los alimentos o utilizando complementos capilares ya preparados (un ejemplo es el preparado multicomponente para la calvicie masculina Profolan y un preparado multivitamínico para fortalecer el cabello en forma de geles de frutas Jelly Bear Hair).

Sin embargo, la mejor y más eficaz solución es una combinación de ambas. Por lo tanto, no rehúyas de las verduras, la fruta, los cereales y otros productos saludables y, al mismo tiempo, toma diariamente preparados capilares de buena calidad.

Vitaminas para el cabello – Nutrientes importantes para un cabello sano

 Verduras y frutas

Vitamina A

La vitaminaA (betacaroteno) tiene un impacto muy importante en el estado del cabello, así como en la piel y las uñas. Es responsable del crecimiento adecuado de las células capilares y vigila los procesos metabólicos correctos que tienen lugar dentro de los folículos pilosos y el cabello. Gracias a la vitamina A nuestro cabello es fuerte, sano, grueso y crece con suficiente rapidez.

Las mejores fuentes dietéticas de vitamina A son: las zanahorias, las verduras verdes, los pimientos, los tomates, los albaricoques, las ciruelas, la calabaza, la leche grasa, los quesos grasos, el hígado, los huevos y el pescado graso.

Vitamina E

La vitaminaE (conocida como la vitamina de la juventud) pertenece a la familia de los antioxidantes. Protege las membranas celulares, ayuda a ralentizar los procesos de envejecimiento de las células de nuestro cuerpo (¡incluidas las del cabello!), ayuda a transportar los nutrientes a los bulbos pilosos, favorece los procesos de regeneración de los folículos pilosos y mejora el aspecto y la fuerza del cabello.

Se pueden encontrar grandes cantidades de vitamina E en: semillas, pipas y brotes, nueces, almendras, aceites vegetales, aceite de oliva, productos integrales, hígado, leche, huevos, aguacate, así como en el perejil, el pimentón, la lechuga, las coles de Bruselas y las espinacas.

Biotina

La biotina también se conoce como vitamina H o B7. Es una vitamina muy importante si nuestro objetivo es fortalecer, inhibir la caída del cabello y acelerar su crecimiento. Gracias a la biotina llegan a la matriz capilar cantidades adecuadas del preciado azufre, y cuanto más azufre, más fuerte y grueso es el cabello. Además, este componente regula los procesos metabólicos y estimula el crecimiento del cabello.

La leche, los huevos, el pescado, el hígado, la carne, los frutos secos, las verduras, la fruta, el salvado y los cereales son ricos en biotina.

Vitamina C

La vitamina C, o ácido ascórbico, es una sustancia con un efecto beneficioso multifacético e inestimable para el organismo. No sólo es uno de los antioxidantes más potentes, sino también un elemento que interviene en varios procesos vitales, como el funcionamiento del sistema circulatorio, la absorción de hierro o la síntesis de colágeno y ácido hialurónico.

Gracias a sus propiedades, la vitamina C limpia e hidrata perfectamente el cabello, le da brillo y prolonga la vida de su color, evita las puntas abiertas y la caída excesiva del cabello.

Las grosellas negras, los escaramujos, el pimentón, el perejil, el brócoli, las coles de Bruselas, los cítricos y otras frutas y verduras contienen grandes cantidades.

Vitamina D3

La vitamina D3 es un nutriente igualmente importante y esencial para la salud, además, tiene un impacto significativo en el correcto crecimiento y buen estado del cabello.

Sin embargo, se estima que hasta el 80% de las personas con problemas capilares tienen una deficiencia de esta sustancia en su organismo. La vitamina D3 estimula los folículos pilosos, regulando el ciclo de crecimiento del cabello, previene la pérdida excesiva del mismo, su debilitamiento y los cambios adversos en su estructura, como la sequedad, la falta de brillo y la fragilidad.

La fuente natural es, por supuesto, el sol, pero la vitamina D también la aportan el pescado azul de mar, las yemas de huevo y las setas.

Vitaminas B

Las vitaminasdel grupo B son de gran importancia para todo el organismo, incluido el estado de nuestro cabello, se encuentran principalmente en los productos de cereales, las hortalizas verdes y leguminosas, los frutos secos, la carne y el pescado.

No sólo bloquean la caída del cabello, sino que también estimulan el crecimiento de nuevos cabellos, y algunas de las vitaminas del grupo B contribuyen además a mantener la vitalidad del color y un bonito brillo. Y así:

  • La riboflavina, o vitamina B2, evita la caída del cabello,
  • El ácido pantoténico, es decir, la vitamina B5, favorece la regeneración, retrasa el encanecimiento y la calvicie, alivia las inflamaciones de la piel
  • La piridoxina, o vitamina B6, desempeña un papel importante en el proceso de crecimiento del cabello, también ayuda a conservar el color,
  • El ácido fólico, o vitamina B9, desempeña un papel similar, ya que estimula el crecimiento del cabello y evita que se vuelva gris,
  • La vitamina B10, llamada “la vitamina de la vitamina”, influye en la conservación del color y la densidad del cabello, y lo protege contra la caída,
  • Asimismo, la vitamina B12, que además fortalece el cabello y regula su nivel de grasa.

Minerales para el cabello: el increíble poder de los bioelementos

 Nueces

Zinc

El zinc es un mineral extremadamente importante porque desempeña un papel significativo en la formación de la queratina, el componente básico del cabello, y su deficiencia puede provocar diversas enfermedades de la piel y la caída del cabello. Además, el zinc es un fuerte antioxidante y, a través de la estimulación de la glándula del timo, afecta significativamente a la resistencia del bulbo piloso y del tallo. Se pueden encontrar grandes cantidades de zinc en el cacao, las semillas de calabaza y las almendras.

Yodo

Aparte del hecho de que yodo regula el funcionamiento de las glándulas sudoríparas y nutre los folículos pilosos, influye en el correcto proceso de crecimiento del cabello. También es responsable de la elasticidad, la flexibilidad y el brillo del cabello. La carencia de yodo interfiere en el funcionamiento de la glándula tiroides y afecta al estado del cabello, ya que éste depende del nivel correcto de hormonas en el organismo. Las fuentes más abundantes de yodo son los pescados y mariscos marinos.

Hierro

Este elemento desempeña un papel importante en la correcta división de las células, lo que se traduce directamente en el estado general de todo el organismo, incluida la salud del cabello. En caso de carencia de hierro , el cabello se vuelve opaco y quebradizo y su regeneración se ralentiza o incluso se detiene. El hierro se encuentra en los productos animales, especialmente en los despojos, pero también en los productos de cereales, las yemas de huevo, las semillas y el cacao.

Silicio

Es un factor esencial en la formación de colágeno. Estimula el crecimiento del cabello, asegura su fuerza y elasticidad y, además, evita la acumulación de diversas sustancias tóxicas en las células de la piel. Unas cantidades bajas de silicio en el cuerpo significan, entre otras cosas, una menor producción de colágeno y, por tanto, la pérdida de firmeza y elasticidad del cabello, el debilitamiento de los bulbos pilosos y, como consecuencia, la calvicie. Silicio se encuentra principalmente en los productos de cereales integrales.

Cobre

Cobre tiene a su vez un impacto significativo en la conservación del color, evitando así el encanecimiento y la decoloración. Al participar en la formación de elastina y colágeno, también contribuye a mantener la elasticidad y la flexibilidad del cabello. En la alimentación natural se encuentra en el cacao, los frutos secos y las semillas.

Azufre

El azufre hace que el cabello sea fuerte y brillante, por lo que si su cabello se cae en exceso, puede ser un signo de una deficiencia de azufre. El azufre interviene en la síntesis de la queratina, principal componente del cabello. Además, como regula las glándulas sebáceas, es necesario para el cabello graso. El selenio se encuentra principalmente en las cebollas y los ajos.

Selenio

Es un elemento extremadamente importante porque reduce la nocividad de las sustancias tóxicas y ayuda a excretarlas del cuerpo, protegiendo así el cabello contra los efectos nocivos de las toxinas. También es un potente antioxidante y, además, favorece los efectos beneficiosos del azufre. Selenio se suministra al cuerpo comiendo, por ejemplo, frutos secos, pescado, huevos de gallina, cereales procesados, setas.

Magnesio

La carencia de magnesio provoca un cabello débil y quebradizo, puntas abiertas, caída excesiva del cabello y caspa. En su forma natural, el pescado, los cereales integrales, las semillas, las almendras y el cacao son los que más magnesio contienen.

Aminoácidos para el cabello: los componentes de las estructuras capilares

Los aminoácidos más importantes para un cabello sano son:

  • arginina – estimula el crecimiento del cabello al aumentar el óxido nítrico y mejorar la circulación, lo que contribuye a nutrir mejor los folículos pilosos, presente en los productos lácteos, el pescado, los frutos secos y las semillas,
  • Metionina – elemento constructor del cabello, la piel y las uñas, no producido por el propio organismo, presente en el pescado, la carne y los productos de cereales,
  • cisteína – similar a la metionina, contiene azufre, ayuda a transportar el hierro y el zinc, con la edad su nivel en el organismo disminuye, está presente en los huevos, el ajo, el brócoli, los pimientos,
  • cistina – un aminoácido especialmente importante para la inmunidad y el buen estado del cabello, está presente en los mismos productos que la cisteína,
  • taurina – un derivado de la cisteína, su deficiencia provoca un peor funcionamiento de todo el organismo, incluido el cabello, que se vuelve débil y fino
  • Tirosina: al ser la base de la producción de melanina, influye en la retención del color, además de inhibir la caída del cabello; se encuentra en el pescado, los frutos secos y las semillas.

Ácidos Omega 3 para el cabello – el guardián de la estructura correcta y el crecimiento rápido del cabello

 aceite de oliva y aceitunas verdes

Se ha escrito mucho sobre la importancia de los ácidos grasos insaturados omega para el organismo. Sin embargo, no todo el mundo sabe que, además de funciones completamente fundamentales como la reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares, la mejora de la inmunidad o el retraso del proceso de envejecimiento, tienen otra serie de efectos beneficiosos.

Entre otras cosas, es beneficioso para el estado de la piel, el cabello y las uñas. Ácidos Omega 3 Desempeñan un papel fundamental en relación con el cabello o la piel. Estimulan el crecimiento adecuado del cabello, garantizan su salud y su buen aspecto.

Alimentos como el pescado azul de mar, las algas y los mariscos, el tofu, el aceite de soja y de colza, la soja y los frutos secos son los que más ácidos omega 3 contienen.

Pastillas para el cabello: una solución rápida a los problemas capilares

Por supuesto, la base de una buena salud en general, incluida la apariencia de nuestro peinado, es una dieta adecuada. Sin embargo, en determinadas circunstancias, por ejemplo en el caso de un deterioro importante del estado del cabello o cuando se esperan resultados rápidos y decisivos, merece la pena apoyar la dieta con suplementos.

Actualmente en el mercado tenemos muchos preparados de buena calidad que favorecen la regeneración del cabello. Estos incluyen, entre otros:

Preparación avanzada para la calvicie Folisin

Folisin pro 6 300x200 1

Locerin: un producto eficaz que estimula y acelera el crecimiento del cabello

locerin02 252x300 1

Category: Belleza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Article by: admin